Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Festival de poesía de Medellín en Bogotá

Imagen
Así es, una parte del famoso Festival de poesía de Medellín transcurre fuera de Medellín. Por ejemplo en Bogotá, en el Gimnasio Moderno. Hacer clic sobre la imagen te llevará a la página de VIMEO donde está alojado el video del acto en el que intervino José Fernández de la Sota.

Dos poetas vascos en el Festival de Medellín

Imagen
EL CERRO DE NUTIBARA ES SEGURAMENTE EL MÁS IMPORTANTE Y SIN DUDA EL MÁS EMBLEMÁTICO DE LOS ESCENARIOS EN LOS QUE SE DESARROLLA EL FESTIVAL. AQUÍ SUELEN  REUNIRSE UNAS CUATRO MIL PERSONAS PARA ESCUCHAR A LOS POETAS

Dos vascos,   José Fernández de la Sota  y Kepa Murua han sido invitados al 22 Festival Internacional de Poesía de Medellín, que ha celebrado este año la poesía de los pueblos aborígenes del mundo,  para lo cual ha contado con poetas representantes de las naciones Kamëntsá (de la región de Putumayo, Colombia), Embera (de la región de Antioquia, Colombia), Shuar (Ecuador), Quechua (Perú), Wayuu (Colombia y Venezuela), Mapuche (Chile), Náhuatl (México), Innu (del Canadá) y Monacan (Virginia, Estados Unidos); de las naciones Maorí y Rapa Nui del continente de Oceanía y la nación Sami del continente europeo


El Festival de poesia de Medellín se ha desarrollado entre el 23 y el 30 de junio. La primera vez que se convocó fue en 1991, en la época en que la violencia cast…

Pablo González de Langarika: Luz

Imagen
De la esencia colmada por la sombra es la sustancia de
Ia luz. Cuando la noche desciende, la retina en el
acecho está perfecta.
Veo una esfera azul y un encaje de sangre sobre un
muro bañado en cales que no dañan. El vino no
contradice el hecho cuando duerme, ni la sombra engendra sombra de sí misma. No es la luz del universo la que avanza hacia nosotros sino la oscuridad que  se retira hasta los densos baluartes del silencio.

Pablo González de Langarika: Diciembre de 1953

Imagen
Era la lluvia cueva solaz, su perro húmedo lamía las
preguntas. Grises ocasos en el silencio de mi padre; el agua cayendo hacia los charcos. Y en el bolsillo, la mano sin dolor: nidada de niñez -bajo tutela Iatía, eI corazón-, (aquella media docena de castañas...) (...) las manos tan calientes,los ojos claros de Raquel, (avanza el tiempo). La misma nube gris,los charcos en el suelo,la ayuda alimenticia americana: confirmación de luz al borde de la noche y el sello negro de la palabra patría. (...) se ensancha la pasión como un espejo... (el tiempo vuelve), el cine, cacahuetes, pipas de girasol, querido Blas... la sociedad que avanza sin pegar un tiro, o bien pegándolo. José Agustín. Es Barcelona y he plantado un árbol: sobre tu libro tu firma y las monchetas... con butifarra. Ya tengo hijos... (...) La fábrica, Ia luz, la angustia de estar vivo... (mi padre no, su foto sepia anclada al corazón) y Ia razón que asciende a los tobillos y este país que sigue malherido. Las palomas en medio de la plaza y est…

Libro de Pablo González de Langarika en Ediciones el Gallo de Oro; texto introductorio de José Ramón Zabala

Imagen
Dos noticias y un libro: Entre los pliegues de la luz, de Pablo González de Langarika, ha sido publicado por El gallo de oro Ediciones. La segunda noticia es la aparición de esta editorial en el País Vasco. Es decir, Entre los pliegues de la luz es el primer libro que publica El gallo de oro, en una colección de poesía dirigida por Juan Manuel Uría y Beñat Arginzoniz. El libro lleva una introducción de José Ramón Zabala que reproducimos a continuación.



Esos otros pliegues
José Ramón Zabala

La poesía de Pablo siempre se ha caracterizado por un
cierto hermetismo y, a la vez, por su pluralidad de
interpretaciones, característica ésta como es ya sabido
de la buena literatura. Acceder a estos versos, que no
entenderlos del todo, requiere siempre un esfuerzo por
parte del lector, una relectura y un tiempo de espera
antes de retornar a ellos. La imaginería de los
sueños, pesadillas, el simbolismo visionario, las
metáforas imposibles, los escenarios oníricos
construyen un complejo entramado…